La tecnología DLT:  Qué es, cómo funciona y cuales son sus tipos

Tecnología DLT

La tecnología de registro distribuido (DLT, por sus siglas en inglés: Distributed Ledger Technology) ha adquirido una importancia cada vez mayor en el mundo de las finanzas y la tecnología

A menudo se asocia con la cadena de bloques (Blockchains), una de las aplicaciones más conocidas de la tecnología DLT, pero en realidad es una tecnología más amplia que abarca varios tipos de redes distribuidas. La tecnología DLT permite a los participantes en una red descentralizada compartir y mantener un registro compartido y confiable de información sin la necesidad de una autoridad central.

Esta tecnología ha surgido como una alternativa a los sistemas centralizados, que dependen de intermediarios y autoridades centralizadas para mantener la integridad y la seguridad de la información. En cambio, la DLT permite a los participantes en una red distribuida colaborar en la verificación y validación de la información, lo que reduce la necesidad de intermediarios y aumenta la confianza en el sistema. Además, la tecnología DLT ofrece niveles más altos de transparencia y trazabilidad en comparación con los sistemas centralizados, lo que puede ser especialmente valioso en aplicaciones como la cadena de suministro y la gestión de activos.

¿Cómo funciona la tecnología DLT?

Como mencionamos, la tecnología DLT funciona mediante la creación de una red descentralizada, donde cada nodo en la red tiene una copia idéntica del registro compartido. Aquí en lugar de depender de un tercero de confianza, como un banco o un gobierno, la DLT permite que los usuarios validan y verifican las transacciones por sí mismos, lo que aumenta la transparencia y la seguridad.

En términos simples, imagina una red de personas que quieren llevar un registro de las tareas que cada uno ha completado en su grupo de trabajo. En lugar de tener un amigo que actúe como el encargado de llevar el registro, cada miembro del grupo tiene una copia idéntica del registro en su cuaderno.

Cada vez que alguien completa una labor, la escribe en su cuaderno y luego comparte esa información con los demás miembros de la red. De esta manera, todos pueden verificar y validar las tareas y labores que se han completado sin tener que depender de una persona en particular. De manera similar, en la tecnología DLT, cada nodo tiene una copia idéntica del registro y puede validar y verificar las transacciones sin la necesidad de un tercero confiable.

Tipos de tecnologías DLT

La tecnología DLT se divide en dos categorías principales: blockchain y Tangle. Ambas tecnologías tienen como objetivo proporcionar una forma segura y descentralizada de almacenar y transferir datos y valor.

La blockchain es una tecnología DLT que utiliza bloques interconectados para almacenar datos de forma segura y transparente. Cada bloque contiene un registro de transacciones y está conectado al bloque anterior, creando una cadena inmutable de datos. Esto permite que la información almacenada en la blockchain sea resistente a la manipulación y la corrupción.

Tangle, tecnologÍa DLT…

Tangle es una tecnología DLT que utiliza un gráfico acíclico dirigido (DAG) en lugar de una cadena de bloques. En lugar de un registro lineal de bloques, Tangle utiliza un registro acíclico (datos que no están organizados en un orden lineal) que permite a múltiples transacciones ser validadas simultáneamente. Esto significa que no hay un límite en el número de transacciones que se pueden procesar en un momento dado, lo que la hace más escalable que la blockchain.

Guiándonos en el ejemplo anterior, supongamos que ahora ese grupo de personas quieren compartir los gastos de un viaje que van a realizar. Si el grupo decide usar la Blockchain, cada vez que alguien pague algo durante el viaje, se agregaría un bloque a la cadena que contiene la información del pago, como quién pagó, cuánto pagó y qué se compró. Esta cadena estaría disponible para que todos los amigos la vean, lo que garantiza transparencia y seguridad en las transacciones.

Pero si el grupo decide usar Tangle, cada vez que alguien realice un pago, tendrían que validar también dos transacciones anteriores. Es decir, si el amigo A pagó por el hotel, tendría que validar también los pagos de los amigos B y C. Luego, cuando el amigo B realice un pago, tendría que validar los pagos de los amigos A y C, y así sucesivamente. Esto permite que las transacciones sean más rápidas y eficientes, ya que no se requiere la validación de toda la cadena de bloques como en el caso de blockchain.

Recuerda que…

Cabe resaltar que ambas tecnologías tienen sus ventajas y desventajas, y cada una es más adecuada para diferentes casos de uso. La blockchain es ideal para aplicaciones que requieren un alto nivel de seguridad y transparencia, como en el caso de las criptomonedas. Mientras que Tangle es más adecuado para aplicaciones de IoT (Internet de las cosas) que requieren una alta escalabilidad y baja latencia, como el seguimiento de productos en una cadena de suministro.

La tecnología DLT ha evolucionado significativamente en los últimos años y ha demostrado ser una herramienta valiosa para la gestión de datos y la creación de redes seguras y descentralizadas.

La adopción de DLT en diferentes industrias está aumentando rápidamente, y se espera que siga creciendo en el futuro. Esta tecnología DLT tiene el potencial de revolucionar la forma en que se manejan los datos y las transacciones, y su impacto en la economía y la sociedad podría ser significativo con el pasar de los años y la evolución de los mercados digitales.

Leave a Reply