DAO: Organizaciones autónomas descentralizadas, ¿Qué son?

Dao

No hay que ser genios para darnos cuenta, de que el mundo de las criptomonedas, la descentralización y la tan anhelada llegada de la web 3.0, han empezado a tomar importancia en el desarrollo y posicionamiento de las empresas en el entorno digital mundial. Cada vez más, son las organizaciones, las que empiezan a ver oportunidades de tener mercados transparentes, democráticos y transfronterizos con estos organismos digitales, como por ejemplo las DAO.

Las Organizaciones Autónomas Descentralizadas o DAO, son como su nombre lo indican, organismos funcionales autosuficientes, autónomos y descentralizados, es decir que trabajan de manera global, sin límites. En palabras más simples, robots programados para cumplir funciones previamente codificadas en contratos inteligentes, de manera independiente. 

¿Cómo funcionan las DAO?

Pues bien, supongamos que eres el dueño de una fundación que trabaja en pro de la protección del medio ambiente y deseas recaudar fondos que apoyen la lucha contra la tala ilegal de árboles en el amazonas, mediante ventas de NFT’s (activos no fungibles). Sin embargo, en el proceso de recaudar dichos fondos mediante la venta de los NFT’s, en lugar de tener directivos que se encarguen del proceso, deseas que la campaña de recolección de fondos, se haga de manera automatizada; es ahí donde decides crear tu propia DAO.

 Una vez se codifican los contratos inteligentes, junto con sus respectivas reglas, tu DAO empezará a trabajar de manera independiente y descentralizada. Ahora bien, para que un sistema DAO funcione, es necesario tener su propia moneda, mejor conocidos como tokens de gobernanza.

Dichos tokens de gobernanza, permiten que las personas que los obtengan, puedan tener la posibilidad de votar y/o participar en las futuras decisiones que se tomen en tu campaña o empresa. Es decir que, si un token es equivalente a un voto, las personas que más tokens tengan, tendrán más influencia en las determinaciones de tu organización. Esto, según las reglas establecidas en el proceso de creación de tu DAO.

En este sentido…

en tu campaña de recaudación de fondos contra la lucha de la tala ilegal de árboles en el amazonas, no solo puedes permitir que por cierta cantidad de tokens comprados, las personas puedan tener un plus en la participación de tu cometido, sino que también, puedan decidir y votar de manera democrática, aspectos como que en vez de recaudar únicamente fondos para la lucha contra la tala ilegal de árboles, se hará una colecta adicional para la compra de terrenos para la tala controlada de árboles. De esta manera tú DAO no solo trabajará de manera automatizada, sino que le permitirá evolucionar de forma transparente y constante.

¿Por qué deberías crear tu DAO?

Si bien a nivel teórico, el término DAO, lleva años existiendo y desarrollándose, durante los últimos tres años, estas organizaciones han irrumpido en el proceso de llevar a cabo procesos que se pueden desarrollar de manera autónoma, sin la dependencia de un control humano, evitando así la corrupción de tu organización.

Por otro lado, las DAO, al ser descentralizadas, te permitirán trabajar sin fronteras, sin restricciones bancarias, sin corrupción gubernamental, logrando así una economía global justa para tu organización. No obstante, pese a que los beneficios parecen ser mayores a las desventajas, es necesario entender que, si tu DAO no está bien programado, puedes sufrir de ataques cibernéticos, además de que se debe tener en cuenta que, al crear tu organización autónoma descentralizada, los secretos no existen.

Ten en cuenta…

En resumen, para que las Organizaciones autónomas descentralizadas, funcionen de manera correcta, es fundamental entender que esta necesita un propósito, pues, sin un buen fundamento base de tu DAO, esta no dispondrá de un objetivo por el cual, las personas puedan participar e invertir, lo que podría terminar siendo contraproducente en tus objetivos.

De igual forma, es necesario entender que una DAO, necesita como base principal, una comunidad de la cual se pueda nutrir, pues a medida que más personas toman la decisión de invertir, participar y votar, tu DAO no solo incrementará factiblemente los beneficios económicos para ti, sino que a su vez le permitirá evolucionar de manera transparente hacia nuevos proyectos.

Por último y no menos importante, una DAO siempre ha de necesitar un mecanismo de votación, en donde las personas que hacen parte de tu comunidad, tendrán la oportunidad de interactuar con la organización y a su vez de realizar cambios, esto, mediante un token de gobernanza, pues también te va a permitir que los usuarios depositen de manera activa criptomonedas en la DAO, para su debida inversión.

En resumidas cuentas, para que tu DAO logre operar de manera exitosa, es necesario tener un buen proyecto a desarrollar y una comunidad sólida, que respalde dicho proyecto.

Y tú, ¿le apostarías a las organizaciones autónomas descentralizadas, como una oportunidad de empresa transparente, participativa, democrática y de inversión?

Leave a Reply