Las ICOs (Oferta Inicial de Moneda): ¿Qué son y cómo funcionan?

Oferta inicial de moneda

Las ICOs, conocidas como Oferta Inicial de Moneda (Initial Coin Offering), surgieron como una forma innovadora de financiamiento para startups y proyectos tecnológicos en el ámbito de las criptomonedas.

Estos eventos de financiamiento permiten a las empresas emitir y vender tokens digitales a inversores interesados.

¿Cómo funciona la oferta inicial de Moneda?

Las ICOs son eventos de financiamiento en los que las empresas emiten y venden tokens digitales a inversores interesados. Estos tokens se basan en tecnologías de cadena de bloques (blockchain) y representan una forma de propiedad o participación en el proyecto.

En primer lugar, el equipo fundador de la empresa o proyecto tecnológico define su visión y objetivos. Luego, crea un token digital único que represente los derechos o utilidad dentro del proyecto.

Por ejemplo, supongamos que un grupo de personas quiere construir un parque de diversiones temático. Deciden crear un token llamado que los inversores podrán utilizar para comprar entradas, alimentos y recuerdos dentro del parque.

Luego de esto, el equipo elabora un whitepaper, que es un documento técnico en el que se detallan los aspectos clave del proyecto, incluyendo su visión, hoja de ruta, modelo de negocio y cómo se utilizarán los fondos recaudados en la ICO. En palabras simples, el whitepaper proporciona transparencia y confianza a los posibles inversores.

Posterior a eso, la oferta inicial de moneda se divide en dos etapas: preventa y venta pública. Durante la preventa, los inversores tempranos pueden adquirir los tokens a un precio reducido, mientras que, en la venta pública, los tokens se ofrecen al público en general.

Durante la ICO, se establece un objetivo de financiamiento que la empresa desea alcanzar. Los inversores compran los tokens con criptomonedas como Bitcoin o Ethereum, y a cambio reciben una cantidad de tokens proporcional a su inversión.

Beneficios y riesgos de participar en una oferta inicial de moneda

Participar en una oferta inicial de moneda puede ofrecer beneficios, pero también implica  riesgos.

Entre los beneficios encontramos:

  • Potencial de rendimiento financiero. Si el proyecto respaldado por la oferta inicial de moneda tiene éxito, el valor de los tokens adquiridos durante la venta puede aumentar significativamente, lo que brinda la oportunidad de obtener ganancias sustanciales.
  • Acceso temprano a proyectos prometedores. Las ICOs brindan a los inversores la posibilidad de respaldar proyectos innovadores desde sus etapas iniciales. Esto les permite acceder a oportunidades potenciales antes de que se vuelvan ampliamente conocidas o estén disponibles en los mercados tradicionales.
  • Liquidez. En muchos casos, los tokens adquiridos durante una ICO se pueden intercambiar en mercados de criptomonedas, lo que proporciona una forma de liquidez adicional para los inversores.

 Ahora, entre los riesgos asociados a la oferta inicial de moneda encontramos:

  • Volatilidad del mercado. El mercado de las criptomonedas es conocido por su volatilidad, lo que implica que el valor de los tokens adquiridos durante una ICO puede experimentar fluctuaciones significativas. Los inversionistas deben estar preparados para la posibilidad de pérdidas financieras.
  • Falta de regulación. Las ICOs al igual que la mayoría de inversiones digitales suelen no tener un entorno regulado, lo que puede aumentar el riesgo de fraudes y estafas. Los inversionistas deben ser cautelosos y realizar una investigación exhaustiva antes de participar en cualquier ICO.
  • Fracaso del proyecto. Existe el riesgo de que el proyecto respaldado por la oferta inicial de moneda no cumpla con las expectativas o no logre alcanzar sus objetivos. Esto podría resultar en la pérdida total o parcial del valor de los tokens adquiridos.
  • Mala fe del Promotor. Si el Promotor del proyecto es un pícaro, o no tiene la experiencia que dice tener o simplemente no sabe tanto del tema como debería, es probable que se pierda su inversión o por mala fe o por falta de conocimiento del negocio que lo lleva a tomar decisiones equivocadas. 

 Ejemplos exitosos de ICOs

A lo largo de los años, varias ICOs han logrado un éxito significativo y han generado un gran impacto en la industria de las criptomonedas. Aquí presentamos algunos ejemplos notables:

  • Ethereum. La ICO de Ethereum, realizada en 2014, recaudó fondos para el desarrollo de una plataforma de contratos inteligentes y aplicaciones descentralizadas. Ethereum ha logrado un éxito masivo y se ha convertido en la segunda criptomoneda más grande del mundo por capitalización de mercado.
  • Ripple. Ripple, una empresa fintech que ofrece soluciones de pagos internacionales, llevó a cabo una ICO en 2013 para financiar el desarrollo de su red y criptomoneda XRP. Hoy en día, Ripple es reconocida como una de las principales empresas en el espacio de las criptomonedas y blockchain. 
  • EOS. La oferta inicial de moneda de EOS, realizada en 2017, recaudó una cantidad récord de fondos para construir una plataforma blockchain escalable y de alto rendimiento. EOS se ha convertido en una plataforma popular para el desarrollo de aplicaciones descentralizadas (dApps) y ha ganado reconocimiento en la comunidad criptográfica. 

Consideraciones de la oferta inicial de moneda

Las ICOs han sido objeto de atención regulatoria debido a la naturaleza innovadora y el potencial riesgo asociado con este modelo de financiamiento. Algunas consideraciones a tener en cuenta son:

Regulación de valores. En muchos países, los reguladores financieros han expresado su preocupación sobre si los tokens emitidos en una ICO podrían clasificarse como valores financieros. La clasificación como valor financiero implica el cumplimiento de requisitos legales y regulatorios más estrictos, como el registro ante la autoridad competente y la divulgación de información financiera.

Conocimiento y cumplimiento de las leyes locales. Las empresas que llevan a cabo una oferta inicial de moneda deben familiarizarse con las leyes y regulaciones locales en cada jurisdicción donde se ofrecerán los tokens. Las leyes pueden variar en términos de protección al inversor, cumplimiento tributario y requisitos de divulgación, entre otros aspectos.

Protección al inversor. Los entes reguladores han expresado preocupación por la falta de protección al inversor en las ICOs. Algunas jurisdicciones han implementado medidas para salvaguardar los intereses de los inversores, como requerir verificación de inversores acreditados o imponer límites de inversión.

Prevención de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. Las ICOs también están sujetas a las regulaciones de prevención de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. Las empresas deben implementar medidas adecuadas para verificar la identidad de los inversores y cumplir con las normas de correcta diligencia.

Evolución regulatoria. A medida que las ICOs se han vuelto más prominentes, los gobiernos han tomado medidas para abordar los desafíos legales y regulatorios asociados.

Esto da claridad de que la oferta inicial de moneda sigue siendo una opción emocionante para financiar proyectos, pero es clave entender las consideraciones legales y regulatorias de manera responsable, para así mismo llegar a obtener ganancias potenciales.

Leave a Reply